13 nov. 2014

One Piece el juego de rol.

Hoy os traigo un pequeño proyecto de campaña. La cuestión es que uno de mis mangas favoritos y de mi chica es One Piece. Para intentar camelarla y que volviera a picar en esto del rol decidí preparar unas cuantas ideas para poder jugar. El primer problema que tuve fue decidirme por un sistema con el que pudiera recrear de forma mas o menos fiel el estilo de esta locura de ambientación. Estuve pensando en FAE durante un tiempo, pero viendo que las partidas estarían repletas de combates me decidí mejor por Fate, con unas sencillas modificaciones.

Las modificaciones generales serán las siguientes:

-Los personajes jugadores seguirán en pie mientras tengan una casilla de estrés físico o mental.

-El estrés puede llegar hasta la casilla [6].

-Los Aspectos de los personajes siguen siendo cinco, pero habrá tres obligatorios. Concepto, objetivo y estrafalario. Pongamos un pequeño ejemplo con Luffy. El concepto sería "El capitán pirata más ingenuo que te puedas encontrar", el objetivo podría ser "Llegaré a ser el rey de los piratas" y el aspecto estrafalario "Demasiado sincero y aún más insensato".

-Los personajes pueden obtener una consecuencia grave [6]. Con proezas se pueden conseguir una consecuencia extra de [2] y otra de [4].

-Los esbirros tendrán diferentes grados. Los más comunes que podrán encontrar los personajes cuentan con un aspecto común y una casilla de estrés físico por cada dos esbirros (Esto es así en FAE, ¿no?) Estos esbirros no obtienen ningún modificador a la hora de atacar, sean dos o treinta. Teniendo esto claro, solo es cuestión de subir o bajar las características de estrés para hacerlos más o menos duros o los modificadores al ataque para hacerlos más peligrosos.

-El grupo de malotes o malote de final de arco argumental deberían ser personajes no jugadores creados igual que un personaje jugador.

-Otra de las cuestiones que tendremos que dejar claro es que la escala de "poder" es diferente. Un tipo con un +4 en físico puede atravesar paredes sin un rasguño o levantar pesas de 500 kg con una mano. Alguien con un +8 podría partir en dos una isla pequeña.

Grupo de aventureros ocupando la mesa de una taberna, ¿o no?



Otro tema importante es la fruta del diablo. Lo peor de todo es que los poderes que puede otorgar son tan dispares que es muy difícil crear unas reglas generales para todo. Así que lo mejor es guiarse por lo que quiera conseguir hacer el jugador con su personaje. Con Fate tenemos herramientas de sobra.

-Como mínimo el personaje debería hacer referencia en alguno de sus aspectos que fruta comió. En este caso, se podrán tener en cuenta siempre los cambios que el cuerpo puede sufrir. Por ejemplo, a Portgas D. Ace solo le pueden afectar los ataques de un elemento contrario al fuego o los efectuados con Haki. A cambio, como el resto de usuarios de fruta el mar los rechaza.

-Si las habilidades que el jugador quiere desarrollar necesita de una habilidad específica pues habrá que obtenerla como si de otra habilidad cualquiera se tratara. Por ejemplo, Nico Robin puede hacer "florecer" cualquier parte de cuerpo en cualquier superficie. Creo que este poder necesitaría de tiradas de habilidad.

-Gracias a las Akuma No Mi los personajes podrían aprender a usar sus cuerpos o habilidades de forma específica. En este caso el jugador debería obtener Proezas indicando qué y cómo lo hace. Por ejemplo las diferentes técnicas que utiliza Luffy como el Gomu Gomu No Elephant. Para quién no lo conozca, infla una de sus extremedidaes y golpea con ella.

También tenemos las técnicas especiales sin el uso de poderes. Estas técnicas encajan como proezas a la perfección. Zoro y todas las técnicas que utiliza durante sus batallas son un buen ejemplo de como podría encajar. Las más poderosas solo podrán usarse a cambio del gasto de puntos de destino.

Por último, un sistema de experiencia más cercano a D&D creo que sería más fiel al estilo de One Piece, los protagonistas son más fuertes cada vez que superan un peligro. Haré algo sencillo, de uno a cinco puntos de experiencia por sesión. Subir una habilidad sería el nivel al que se quiere llegar multiplicado por diez. Una proeza veinte puntos.

En próximas entradas hablare de los héroes y los malotes que estoy pensando para darle vida a esto. De cualquier manera cualquier sugerencia o consejo será bienvenida.

Antes de terminar dejo la ficha de personaje que hice expresamente para esto: