25 nov. 2014

Infierno Blanco. El mundo exterior.

En estos momentos, mediados del siglo XXII, el infierno blanco se encuentra aislado del exterior, a pesar de que muchos de sus habitantes viven de sus desperdicios. Fuera del infierno se pueden encontrar sociedades llevadas al límite. Problemas como la superpoblación, diferencias extremas entre clases sociales y una absoluta falta de ética o moral por poner algunos ejemplos. La estructura política y social hace décadas que alteró su paradigma. Las gigantescas corporaciones empresariales tomaron el control directo de la sociedad, se crearon lo que hoy día se conocen como meganaciones.

Las meganaciones se formaron a lo largo de lo que algunos historiadores denominaron la nueva edad oscura. Uno de los primeros pasos fue el nacimiento de las multinacionales, gigantes financieros y tecnológicos. Más adelante los países se unieron bajo una misma política económica, no quedaba sitio para otro tipo de gobierno que no fuera el del dinero. Las fronteras día a día estaban más marcadas por los mercados. Después de ocasionar una crisis tras otra, estas corporaciones, dieron el último paso para llegar a la situación actual. En este lapso de tiempo los gobiernos se desmoronaron, los conceptos de país o estado quedaron obsoletos.
Se dio paso al más terrible de los capitalismos. Cuando a las sociedades de principios del siglo XXI se les amenazó con la pérdida de su propio bienestar, aceptaron todo lo que se les ofreció. Una vez asentado el nuevo statu quo, la economía milagrosamente se recuperó, las nuevas tecnologías comenzaron a facilitar aún más la vida de las personas que podían pagarlo. Pero las diferencias sociales eran cada vez mayores. Cabe destacar, que el dólar se convirtió en la moneda de uso mundial. Fue una de las primeras decisiones que tomaron las meganaciones. Se acabaron las divisas, todos seríamos igual ante el poder del dólar. En ese momento parecía la mejor opción, muchos países lo utilizaban más que su propia moneda.

Ahora el planeta se divide en cuatro enormes meganaciones, las dos más importantes son los Estados Occidentales y el Imperio Oriental, fronterizos con el infierno blanco. Con menor poder pero aún independientes podemos encontrar las meganaciones Africana y de Oceanía. Existen otros elementos importantes en el escenario político internacional como el Frente Armado de la Antártida y Groenlandia, pero queda a la sombra de la supremacía de las meganaciones.
A raíz de estos cambios económicos y sociales el uso de la palabra ciudadano fue sustituida paulatinamente por la de consumidor. Ahora son los consumidores los que tienen derechos y deberes. Si no eres consumidor estas fuera de la sociedad. Tanto es así que las personas sin techo dejaron de existir, si alguien cae en esta situación se les da traslado a centros de trabajos forzados. Ya no existe ninguna clase de representante o servicio público en ningún punto del planeta. Los impuestos desaparecieron hace mucho.


Normalmente los consumidores pagan de forma inmediata por todos los servicios que se les ofrece gracias a una nueva e ingeniosa tecnología de realidad aumentada. También conocido como SRA. Cuando se dice todos los servicios, son todos los servicios. Pagas el uso de la carretera cuando conduces o la energía de las farolas que iluminan la acera mientras das un paseo. Si una persona ni siquiera tiene dinero para pagar estos injertos, deberá utilizar dinero físico, este arcaico sistema solo es utilizado entre las zonas más pobres. Manejar de esta manera tus ingresos es un claro síntoma de pobreza. De este modo existen zonas que son directamente innaccesibles para los más pobres debido a que no pueden contar con el SRA.